Será el propio usuario el que la realice el lanzado y recepción de respuesta de confirmación de la administración, puesto que el proceso es síncrono y por tanto, la respuesta es en el mismo proceso del envío.

Más de 62.000 empresas españolas deberán adaptarse obligatoriamente al nuevo Sistema de Suministro Inmediato de la Información a partir de julio de 2017. La puesta en marcha de este modelo, que plantea la llevanza electrónica de los libros de registro del Impuesto de Valor Añadido (IVA), estaba prevista inicialmente para el próximo mes de enero.

La principal novedad de la gestión electrónica del IVA es que el impuesto pasará a declararse a la Agencia Tributaria (AEAT) casi en tiempo real. De hecho, la normativa exige que las empresas presenten y declaren el detalle de las facturas emitidas y recibidas en un plazo que no debe superar los 4 días naturales. Ese período se alargará únicamente cuando las facturas hayan sido expedidas por el destinatario o por un tercero acreditado (facturación externalizada en otra empresa). En esos casos, el plazo será de como máximo 8 días naturales.

Otro de los grandes cambios que llegarán de la mano del SII será la simplificación del cumplimiento fiscal, como ya ocurrió con la facturación electrónica. Con este sistema, las empresas se limitarán a presentar las autoliquidaciones de impuestos. Y es que los modelos 347, 340 y 390 de declaración información ya no serán necesarios.

Como novedad, durante el primer semestre de vigencia del SII, los contribuyentes tendrán un plazo extraordinario de envío de la información que será de ocho días. Al terminar este plazo, el periodo límite de envío de la información a la AEAT será de 4 días.

Anuncios