Hoy por el Día Mundial de la Música te mostramos la evolución y lo más actual de ésta.

Antaño, sin echar la vista demasiado atrás y fijándonos en el hardware portátil, nos situaríamos en 1963 cuando fue creado el cassette o cinta magnética (las cuales, sabias que llevando un bolígrafo encima, ahorrarías mucho tiempo), éstas mas tarde dieron paso al WALKMAN de SONY, permitiendo llevar nuestros temas o grabaciones a cualquier lugar (se abría una nueva forma de ver el día a día). Más tarde, en 1969 entramos en la era digital con los CD o “Compact Disc” utilizados en el Discman reproductor de música de gran calidad y mejor diseño; después dimos paso al Reproductor MP3, con la creación del formato de comprensión musical MP3 y que permitían conectarse al ordenador por USB (muchas más de canciones en un formato más reducido). En 2001 llegó iTunes permitiendo la reproducción y venta de música digital y dando paso al iPod y por último lo que tenemos actualmente, la música en streaming.

 

Para hablar de los servicios de música en streaming nos fijamos en:

  • Spotify: La más popular, contando con opción gratuita con anuncios, una de sus ventajas es su facilidad de uso a través de las redes sociales, además de sus múltiples funciones para escuchar música en las diferentes plataformas. (Disponible para descargar desde la tienda de Windows 10)
  • Google Play Music: Puedes pagar de forma mensual; utilizando tu cuenta de Google y gracias a los algoritmos que incluye, te recomienda música que te pude gustar dependiendo de muchos factores que los algoritmos captan. Se puede utilizar a través del navegador web y la música se almacena en la nube.
  • Apple Music: Es de pago, con diversas ofertas para familias, estudiantes… y ofrece 3 meses de prueba gratis. Ahora si posees un Android también puedes descargarlo, una de las mayores ventajas que posee son sus contratos de exclusividad con diferentes artistas así, si quieres escuchar una canción antes que nadie, puedes.
Anuncios